¿CÓMO ESTOY DE SALUD?

Cuando alguien de un pequeño comercio o de una PYME me pregunta por cómo veo la “salud” de su negocio, la respuesta que doy siempre intento asemejarla a la que daría un médico a su paciente cuando éste le pregunta que cómo le ve de salud. Evidentemente podemos dar la opinión de una fotografía, de una instantánea en un momento determinado, pero sólo solicitándoles cómo es su actividad diaria, cómo gestionan su negocio, qué acciones realizan para atraer y mantener a clientes y sobre todo, cómo han planificado su futuro, cómo quieren que sea su negocio a un medio-largo plazo y qué semillas están sembrando para poder llegar al puerto que quieren, es lo que te responde a la pregunta de si tu negocio goza y gozará de buena salud.

Desde hace algún tiempo hasta ahora, una de las cuestiones a las que más vueltas le doy es esa, cómo nos debemos preparar o planificar y en qué aspectos debemos incidir para que nuestro futuro a medio-largo plazo esté garantizado. No sé cuáles serían para vosotros (sin perder de vista siempre que somos un negocio pequeño tradicional), pero para mí algunos serían los siguientes:

  1. Internet.

Desde nuestra modesta posición intentar utilizar internet y las redes sociales, no sólo para darnos a conocer sino para mostrar a nuestros clientes potenciales cómo podemos solucionarles problemas o necesidades que se les plantean.

  • Adaptación.

Este es un aspecto fundamental para nuestra supervivencia, si nos quedamos dormidos, nos adelantarán por la derecha y nos llevará la corriente. Evolucionar según evolucionan las necesidades de nuestros clientes.

  • Contacto directo.

La basa fundamental de nuestro negocio es la cercanía, el contacto directo con nuestros clientes que en definitiva genera la confianza y su fidelidad.

  • Sencillez. No me haga perder el tiempo.

Vivimos en una sociedad de prisas y practicidad. Tengo poco tiempo y quiero encontrarme con lo que busco rápido y fácil.

  • Hazte de cantera.

Atrae a la juventud. Uno de los caballos de batalla que siempre tengo, es esa, que mis compañeros y superiores comprendan la importancia de bajar lo más posible la edad media de mi clientela. Un establecimiento con una edad media en sus clientes de 60 ó 65 años, en 10 años vista, se quedará con la mitad de su clientela si no es capaz de atraer a clientes jóvenes y para ello es necesario crear alicientes para captarlos.

            En la medida de los posible, no debemos ahogarnos en el trabajo diario y levantar la cabeza de vez en cuando y ver el camino por dónde circulará el futuro. Planificación y una correcta gestión de la información nos puede garantizar una vida larga y saludable para nuestro negocio. ¿qué pensáis?. Recibid un cordial saludo. AESPINARA. http://www.cuentaconmarketing.com/

LA SEGMENTACIÓN ES IMPORTANTE EN NUESTRA PROFESIÓN

No cabe la menor duda, de que la segmentación es fundamental en marketing y que gracias a ella podemos seleccionar a aquella parte de la población o grupos de individuos que serán nuestros clientes objetivos, hacia los cuales centraremos nuestros esfuerzos para que conozcan nuestra empresa, nuestros productos y afianzarlos como clientes. Sin embargo, en nuestra vida personal, nunca debemos segmentar o desplazar a personas o grupos de éstas por su aspecto, pensamiento, religión, etc, ya que cometeremos un grave error. Os dejo el vídeo de este experimento. Recibid un cordial saludo. AESPINARA. cuentaconmarketing.com
<VIDEO