PUBLICIDAD. HERRAMIENTA A NUESTRO ALCANCE

La publicidad es una herramienta a nuestro alcanceLa publicidad es una herramienta, que todos tenemos a nuestro alcance, con la cuál pretendemos llamar la atención y darnos a conocer con la intención de conseguir un objetivo. Un objetivo que básicamente será conseguir una atracción y flujo de personas hacia nuestro negocio y conseguir convertirlos en nuestros clientes; y a raíz de ello, vender más e incrementar nuestro volumen de ventas. Someramente y a nuestro nivel de pequeño y mediano negocio, la publicidad la podemos concebir así (que sirva como un pequeño escaparate de nuestro establecimiento). Debemos de ser conscientes, de que esa herramienta está al alcance de todos. Es posible ver cómo grandes multinacionales realizan campañas publicitarias de millones de euros a través de compañías de gran prestigio internacional y también podemos ver acciones publicitarias modestas, dentro de nuestro nivel, que consiguen los mismos efectos sobre el público objetivo al que queremos llegar. Sólo debemos adaptar nuestras acciones a lo que pretendemos alcanzar e intentar conseguirlo.

Para ello, voy a intentar exponeros cuáles son las claves y puntos importantes que debéis tener en cuenta a la hora de realizar un esfuerzo para conseguir unos resultados satisfactorios. Si buscamos en cualquier manual sobre la materia o en internet, encontraremos cómo la gran mayoría de autores y artículos coinciden en cuáles son los requisitos que debe cumplir una acción publicitaria y que si os fijáis son sólo indicaciones lógicas y de sentido común, pero que en muchas ocasiones no los contemplamos y pueden traer consigo que no consigamos nuestro objetivo.

Personalmente, coincido en todos esos puntos, pero algo muy importante y que jamás debéis de olvidar, es adaptarlo a vuestro nivel y a vuestro sector comercial, ya sea una tienda de alimentación de barrio, un pequeño supermercado, una ferretería o pequeña superficie de bricolaje, etc. Podemos destacar:

1. SER ATRACTIVA.
Creo que el primer requisito para lograr llamar la atención y que sea efectiva, es esa, que sea una publicidad atractiva, que llame la atención, que sea de buen gusto, acorde a nuestro sector y a nuestro tipo de cliente, etc.

2. TENER EN CUENTA NUESTRO PÚBLICO OBJETIVO.
No es más que tener siempre presente el perfil de nuestro cliente, al que nosotros vendemos o pretendemos vender. Que seamos capaces de captar su atención y atraerlo hacia nuestro establecimiento, es el fin que pretendemos.

3. UTILIZAR EL MEDIO ADECUADO.
Ni que decir tiene, que utilizaremos un medio adecuado a nuestro nivel, a nuestra actividad, a nuestro sector, etc. Somos pequeños empresarios con pequeños establecimientos y desde hace tiempo utilizamos medios para comunicar a nuestros clientes nuestras ofertas, nuestras promociones, …, los conocemos perfectamente ( ya sean nuestros folletos publicitarios, flyers o incluso nuestras bolsas de compra) y por ello debemos seguir utilizándolos de una manera más creativa, dándoles otra visión, enriqueciéndolos y dándoles una “vuelta de rosca más” para conseguir incrementar su impacto.

4. MENSAJE CLARO, CREÍBLE Y EN EL MOMENTO INDICADO.
Comunicar lo que queremos decir. Eso no es más que decir a nuestros clientes lo que van a encontrar cuando vengan a nuestra tienda y las ventajas que hallarán comprándonos, sin rodeos, sin misterios y sin falsedades, sólo comunicar de manera explícita, clara y sencilla. Un cliente se tarda meses en ganar y un solo segundo en perderlo. Evidentemente en el momento adecuado. Ya sabemos cuando empezamos nuestras ofertas y promociones, conocemos los momentos más adecuados, primeros de mes (nuestros clientes han cobrado y se lanzan a comprar), en zonas con altos índices de desempleados (días diez de cada mes ya que es cuando se cobra el subsidio por desempleo y en algunas zonas se han convertido en otro primero de mes en cuanto a ventas), inicio de campañas, como Navidad, verano, vuelta al cole, etc. Son momentos muy adecuados en los cuales podemos incrementar nuestro esfuerzo publicitario.

5. DIFERENCIADOR – ORIGINAL.
Si vamos a tener uno más de los miles de folletos que se reparten, si vamos a comunicar lo mismo que nuestra competencia, si vamos a ser uno más del mercado, entonces apaga y vámonos. La diferenciación, al igual que la estrategia de marketing para un producto, podemos aplicarla a nuestra publicidad, a nuestro folleto, a nuestros carteles, debemos diferenciarnos siendo originales para conseguir ser el centro de atención.

6. RESALTAR LOS BENEFICIOS Y CUALIDADES.
Aquí debemos resaltar las ventajas que alguien encontrará comprándonos, acercándose por nuestro establecimiento, consumiendo nuestros servicios, … de alguna manera es la consecución del anterior punto. Los beneficios que encontrará con nuestro producto o nuestro servicio y no con otro.

7. POSIBILIDAD DE REPETICIÓN.
Para que una publicidad sea efectiva debe darse la posibilidad de repetirse en el tiempo. No tiene ningún sentido realizar un esfuerzo sin continuidad.

Ahora os mostraré unos ejemplos simpáticos, en los que veréis como se cumplen algunos de los anteriores puntos, pero no para bien. Llaman mucho la atención, pero creo que os provocarían un efecto negativo:

Como siempre os comento y os vuelvo a repetir como al principio de este artículo, debemos ajustar siempre todo a nuestro ámbito de actividad, dimensión de nuestro negocio y clientes habituales y objetivo. Sin más recibid un cordial salido. AESPINARA. cuentaconmarketing.com