LEY DE LANDER

Buenos días a todos, hoy os comentaré, sin mucha profundidad, una ley aplicada a la logística que es bien sencilla, pero que muchos desconocen y que sin embargo nos da una imagen clara de cómo podemos gestionar nuestros costes en el transporte. Este axioma no es otro que la Ley de Lander. Antes de comenzar os explicaré dos conceptos fundamentales para la conclusión de esta ley y son:

Las economías de distancia.

Las economías de escala.

Las economías de distancia hacen referencia al supuesto en que a medida que la distancia de nuestro envío aumenta, el coste por unidad transportada baja, es decir, si contemplamos los costes de cargar, descargar, trabajo administrativo, de planificación o programación del viaje, etc. que se realiza para un viaje, por ejemplo un viaje corto, los gastos van a ser altos para cada unidad transportada, pero si la distancia aumenta, los costes por unidad transportada bajarán.

Las economías de escala son mucho más evidentes, ya que nos indica que el coste de una unidad transportada disminuye a medida que el tamaño de la carga se incrementa, es decir, transportar 100 u.f. de algo me cuesta 100 €, si en el mismo camión consigo incluir 110 u.f. el coste por unidad transportada me disminuirá. Es muy importante este punto sobretodo cuando tenemos que realizar un suministro importante de mercancías en contenedores marítimos. Si ponemos el caso de un supermercado en las Islas Baleares que reciben la mercancía en contenedores desde la plataforma logística que está en la península, nos podemos imaginar cómo debemos optimizar el espacio de ese contenedor, ya que desde la mercancía al techo del contenedor, si no lo rellenamos con mercancías, pagamos por transportar aire (debemos tener en cuenta el PMA del contenedor evidentemente).

Pues qué nos dice la Ley de Lander:

Si el coste del transporte se reduce a la mitad, el área de mercado donde se ofrecen los productos se multiplicará por cuatro, será cuatro veces más grande.

Os pongo un ejemplo:

Entregar un producto me cuesta 2 € y el radio de entrega es de 10 km, su área de entrega será el área de una circunsferencia: 3.1416 * 102 = 314.16 km2. Si conseguimos bajar los costes a la mitad (1€), el radio de entrega se duplicará también y así su área de entrega ahora será: 3.1416 * 202 = 1256.64 km2. Como podemos observar el área se multiplica por cuatro.

Área de una circunsferencia = π x r².

Con todo ello, llegamos a conceptos muy importantes como el equilibrio de carga, etc que son asuntos muy interesantes a estudiar por aquellos profesionales que se dediquen a la logística; ya que como podemos observar matemáticamente podemos demostrar que en logística hay cuestiones muy interesantes desde el punto de vista teórico que nos pueden hacer ahorrar mucho dinero. RECIBID UN CORDIAL SALUDO.AESPINARA. CUENTACONMARKETING.COM.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *